"Todos los LUNES compartiendo mis sueños y pensamientos contigo"

viernes, 17 de octubre de 2008

LA ESCALERA


Nada tiene sentido. Me encuentro subiendo una escalera, que está llena de rellanos sin ninguna utilidad. Tan sólo son trozos rectangulares de suelo que de vez en cuando te sirven de asiento para descansar. Yo sigo y sigo subiendo, parece que éste es el tramo de escalera definitivo, se ven muchos escalones que parecen llegar por fin a un sitio que nunca he visto y que dicen los expertos que es muy bonito; pero al final, todo es lo mismo, un rellano igual de inútil que el anterior. El eterno retorno me persigue, el mismo comienzo ilusionado me embarga hasta llegar al trágico final persistente y triste. El cansancio y la desesperación me llevan, a veces, a querer desistir y me paro en mitad de un tramo de escalera porque he mirado el escalón siguiente y tiene pinta de estar muy deteriorado. "Si cuando pise este escalón se rompe, la caída es mortal; no tengo escapatoria", éste es el pensamiento que me suele acongojar y me hunde aún más en la desesperación. Todo son problemas, empiezo a pensar que existen un número reducido de escaleras que te lleven "al jardín del edén" y un infinito número de escalones-rellanos-escalones-rellanos que siguen con esta estructura eternamente con el único fin de reírse de los "afortunados" que tienen (o tenemos) la suerte de toparnos con ellos.
Lo malo de todo es que ya es muy tarde para echarse atrás, no me puedo cambiar de escalera. Por todo ello, las únicas opciones que tengo son: o confiar en que tarde o temprano encontraré ese lugar paradisíaco (cosa poco probable) o intentar en uno de esos rellanos construírmelo yo solita o con ayuda de alguien.

11 comentarios:

Alba dijo...

Me encanta tu entrada. Que manera de escribir!! El final de esa escalera es incierto, pero lo que sí es seguro es que la está recorriendo una buena amiga y mejor persona. Lo demás el tiempo lo decidirá.

Construye, como dices, tu paraíso en unos de esos rellanos. Y si para ello necesitas de mi ayuda, no dudes en llamarme, que juntas lo decoraremos como a ti más te guste.

Un beso muy grande

Maria (en casa)... dijo...

Nena es muy bonito, quedate tranquila, que se chupen el pijo las mil paradas, para mí lo más importante es verte feliz, y espero que algún día encuentres el final de esa escalera y que cuando se abra la puerta lo haga para conducirte por el camino de las preciada felicidad, porque sin duda te lo mereces,de momento puedes ir apreciando las diferentes escaleras por las que te ha tocado vivir y adquirir esos conomientos y sabiduría para que cuando encuentres la adecuada sea para siempre y la espera haya merecido la pena.UN BESETE MUUUU GRANDE GUAPAAAAA;)

Anónimo dijo...

Increíble tu entrada. Increíble tu forma de sentir y transmitirlo escribiéndolo... Laura, descansa en el próximo rellano. Mira a tu alrededor. No busques más porque no sé si, en tu ansiada búsqueda, posiblemente ya lo hayas encontrado y no te has dado cuenta.
(Habrás observado que sí tienes personas que te ayudaremos a ponerlo lo más parecido a ese que tú anhelas).
Mil besos.

Mary dijo...

¡¡¡Guauuuu!!!. ¿Te enseñan así a escribir en la UCAM? ;)
Es broma.
Hay que tener mucho en el interior para, en un momento determinado, "vomitarlo" así.
Enhorabuena, Lau. Deseo que tengas muchos momentos de inspiración para dejarnos trocitos de tu alma como éste.
Un beso grande, grande, grande, como tú.

Lau dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras. Anónimo, ¿nos conocemos?.
Un beso.

puntoerogeno dijo...

Hola! Soy Alexs, un compañero tuyo de periodismo, pero de tercero. Estoy haciendo un periódico (más bien un fanzine) con post interesantes de gente interesante. ¿Puedo publicar esta entrada en el periódico? Por supuesto, debajo del texto aparecerá el nombre de este blog, lo que puede traducirse en más visitas y comentarios.
Se trata de una publicación semanal y gratuita que responde al nombre de MONZOGO y que en principio saldría sólo por Murcia y a muy pequeña escala.... bueno, respondeme rápido porfa. Un saludo!

"Y si fuera
mi vida una escalera
me la he pasado entera
buscando el siguiente escalón,
convencido
que estás en el tejado
esperando a ver si llego yo..."

Lau dijo...

¡Claro que sí, Alex!. Es un placer que me hayas elegido para formar parte de tu proyecto. Sólo te pido un favor: guárdame un ejemplar para que pueda enseñárselo a mis nietos y decirles que fue mi primera publicación ;)
Un saludo.

Superdetective Silencioso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Superdetective Silencioso dijo...

Yo veo tres opciones

Mirar por la barandilla, sentarte en el rellano, respirar y cuando te sientas en total paz y tranquilidad interior, reflexiona sobre si estas en las escaleras que te gustarían subir.

Otra opción sería bajar las escaleras, y buscar unas nuevas, hasta que intuitivamente sepas que estás en el buen camino.

Por último, puedes seguir subiendo para ver lo que hay en el siguiente rellano. Quizás estés entonces en el lugar que tu mas quieres...o incluso mejor.:)

En cualquier caso, mucho ánimo para ti ;)

streetdrinker dijo...

Esto es mejor que palabras de animo cuando las palabras no saben a nada. Un post que acaricia. Salu!

Lau dijo...

Súperdetective, muchas gracias otra vez ;)

Cham, gracias por esa alabanza que me llena de satisfacción.

Saludos.