"Todos los LUNES compartiendo mis sueños y pensamientos contigo"

miércoles, 24 de junio de 2009

HISTORIAS


El jugador ya ha llegado al campo. Mira a las gradas, que están llenas de un público que no para de vitorearlo. Están allí por él, porque él es el mejor BATEADOR de los últimos tiempos. Todos quieren ser testigos de cada una de sus acciones: sus compañeros le tienen envidia por su magistral forma de jugar, los chicos del público desearían ser la mitad de deseados que él y las chicas se encuentran en grupos esperando a dar sus acostumbrados suspiros de admiración cada vez que vean su CUERPO moverse al ritmo que el partido le marque.

Esto hace que él se sienta orgulloso y que su ego aumente a cada minuto que pasa. Se dispone a concentrarse para comenzar a jugar. Pero un aire nuevo acaba de llegar. Una chica acaba de confundirse entre el gentío para sentarse lo más lejos posible de los gritos histéricos de las demás. Esta mujer es la que ha provocado una MUTACIÓN en nuestro jugador: cada vez que la ve o que está cerca de ella el mundo del deporte y de los músculos más grandes dejan de ser cosas prioritarias en su vida. Ella es la única que nunca ha mostrado ese interés pegajoso e incómodo que las demás tienen por él. Incluso le mantiene la mirada, fría e imperturbable, sin pestañear ni una sola vez. Puede que esa naturalidad y autenticidad sean culpables de que él se haya obsesionado con ella.

El partido termina y él está feliz porque su equipo ha vuelto a ganar. Las gradas están revolucionadas. Pero su alegría se difumina al igual que la figura de la chica de sus sueños (o la chica que le quita el sueño), que se ha convertido en un PUNTO en la lejanía que se marcha majestuosamente hacia la puerta de salida.
(PARA PARAPANIPLAJO)

8 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo!

Saludos!

Mar dijo...

Eres grande, Doña Laura. Sí, me vas a permitir que te lo diga (y sé -o imagino- la cara que pondrás cuando me leas).

En tu entrada del día 26 de Mayo:
La importancia de los pequeños detalles, te puso un comentario en dos partes alguien que, al leerlo, pensé: ¡qué buenos consejos está dándole a la rubia!
En la segunda parte te decía PARAPANIPLAJO:

(...)

No recuerdo qué escritor de cuentos italiano escribía sus historias abriendo un diccionario al azar y eligiendo tres palabras. Con ellas tenía que componer sus historias. Haz tú exactamente lo contrario: olvida palabras marcadas y, si quieres, busca al azar palabras con las que componer historias.

(...)

Al ver que le dedicas la entrada a él lo recordé, y lo leí de nuevo.
Observo, por el color y tamaño de las palabras, que no has cogido 3, sino 4 (¿tal vez un puntito de rebeldía?), pero veo que has escrito una entrada preciosa.

Lau, me encanta como escribes. ¿Cuántas veces te lo he dicho?... ¿Si?... ¿Tantas?... ¡Pues apunta una más!

Un beso muy grande.

(Al leerte se me ha ido un poco (sólo un poco, eh?) el disgusto que nos han dado los yanquis esta noche. ¡Ay!)

Tony Amesty dijo...

Un relato curioso, me enganchó.

Un abrazo

mimbre dijo...

Hola Laura...
Permiso, estoy de visita, vengo de amigos en común...
Realmente me gusta lo que leo, bonito blog tienes¡¡
Las luces de las maquesinas encandilan con su luz, más solo duran instantes...Como un flash fotografico, impidiendote ver, a veces la realidad¡¡
Te saludo y en más te leo, Si¡¡
Te espero en mi "rincón", sos bienvenida¡¡

Osvaldo

PARAPANIPLAJO dijo...

Hola Laura!!!.

¿Cómo se puede esbozar una sonrisa en un blog sin que pierda el menor matiz?. Me encantaría poder hacerlo.

¿Cómo se puede escribir la mejor de mis ovaciones para un relato tan consistente como el que acabo de leer?. Ojalá supiera hacerlo.

¿Cómo se puede escribir a la vez que uno se quita es sombrero...?. Espera, que eso si voy a poder)

(Me lo quito).
(Sigo escribiendo).

Ya.

Enhorabuena... y GRACIAS!!!. Me ha encantado. Te dije que escribías bien, verdad?. Bueno... pues me equivoqué: escribes MUY BIEN.

Tu relato empieza diciendo:

"El jugador ya ha llegado al campo. Mira a las gradas, que están llenas de un público que no para de vitorearlo."

¿Cómo sería un relato que comenzara así?:

"La mujer ya ha llegado a las gradas. Mira al campo donde está el jugador al que todos vitorean."


¿Te animas...?

Lau dijo...

La sonrisa de Hiperión: gracias. Me alegra que te haya gustado. Un placer. Saludos!!!

Mar: no ha sido rebeldía. Únicamente es que mi enciclopedia está en dos tomos y, por eso, he decidido coger dos palabras de cada uno... por no darle mayor importancia a uno u otro. Todo un detalle el que te hayas dado cuenta ;)

Tony: te ha enganchado? me alegro :D otro abrazo para ti.

Mimbre: gracias por saludarme, leerme y comentar. Con más calma pasaré yo también por tu blog y dejaré mi huella. Tú también eres bienvenido. Gracias.

Parapaniplajo: ya me he animado ;)

Gracias a todos por comentar. Besos

Flor de almendro dijo...

Ayer leí tu entrada y no pude comentar, pues me fallo internet. Hoy entro y leo los comentarios que te hacen, vuelvo a leer la entrada tuya y resulta que me gusta más todavía.
Es preciosa, bonita al máximo.
Me encanta. Besos.

Lau dijo...

Flor de almendro: hay que ver. Internet siempre dando problemas. Muchas gracias por volver a meterte solamente por comentarme. Un besito.