"Todos los LUNES compartiendo mis sueños y pensamientos contigo"

jueves, 11 de junio de 2009

LA MADRUGADA

Son las 06:03 de la mañana. Acabo de guardar mis apuntes. Después de un enorme suspiro que casi hace que me caiga de mi asiento levanto la vista tras varias horas de estudio y unos cuantos cafés. Miro mi reflejo en el cristal de la ventana y noto que el dolor de ojos va acompañado de un leve color rojo. Decido dejar de mirarme y me percato de que la noche se está aclarando. Aún falta algo de tiempo para que amanezca, pero la noche ya no está tan oscura como la última vez que la miré. Me levanto y asomo la cabeza por la ventana entreabierta. “¡Ah, qué gusto!. Aire fresquito de una noche casi, casi, casi veraniega”. Ahora, me lamento por no ser fumadora. Un cigarrito en esos momentos, teniendo como única acompañante a la luna, sería el plan perfecto para una madrugada tan preciosa como ésa. Afuera, sólo se oye el piar de los pájaros más madrugadores. Acaba de pasar un coche, casi sin hacer ruido. “No te preocupes. Será nuestro secreto. No le diré a nadie que te he visto si tú también mantienes tu boca cerrada… o el tubo de escape, tu sabrás”. Vuelve de nuevo el silencio. Volvemos a estar la luna, los pájaros invisibles y yo. Hay que aprovechar el momento: viviendo en el centro de Murcia una no está acostumbrada a disfrutar de la belleza solitaria de la noche nocturna (bueno, cada vez más diurna). No sé si acostarme: dentro de dos horas sonará el despertador y entonces sí que me será imposible ponerme en marcha. Sin embargo, ahora mismo me siento con ganas de hacer de todo. La noche sigue y sigue aclarándose. ¿Espero un poco más? Hace tiempo que no veo amanecer; mejor dicho, hace tiempo que no observo cómo amanece. Son las 06:19 de la mañana… ¿qué hago?

5 comentarios:

Flor de almendro dijo...

'Qué recuerdos| Recuerdos de mi época de estudiante. Cerrar los apuntes, estar amaneciendo. O bien levantarse antes del amanecer a estudiar ....
Siento nostalgia. Son muchos los recuerdos que vienen a mi mente al leer tan magnífica entrada.
Besos

PARAPANIPLAJO dijo...

¿Que qué haces...?.

Si cada vez que te quedes a estudiar hasta el amanecer vas a escribir momentos tan precisos/preciosos como ése... a tú pregunta de qué haces te diría, sin duda alguna, que te quedes cada noche a estudiar.

Lau dijo...

Flor de almendro: sí, es lo único malo de la época de estudiante: el agobio por los exámenes. Con el calor que hace es imposible concentrarse en los estudios. Es mejor pensar en los planes para las vacaciones de verano :D

Parapaniplajo: que me quede cada noche a estudiar!!!??? espero no tener que llegar a esos extremos para poder escribir ;) Muchas gracias, como siempre.

Muchísimos besos y gracias por comentar.

Linda dijo...

Me encantan todas tus entradas. Unas más que otras, pero las dos que me han llegado al alma son la de la escalera y la madrugada.
Solo con ver la luna y la forma en que describes la situación, como yo también un día fui estudiante, me siento la protagonista de la historia.
Besos.

Lau dijo...

Linda: muchas gracias, me alegro mucho de qu te gusten mis entradas. Un beso