"Todos los LUNES compartiendo mis sueños y pensamientos contigo"

jueves, 27 de noviembre de 2008

SENTIMIENTOS



De nuevo esa sensación, esa opresión en el pecho que me hace dueña de una taquicardia aún controlable. La gota ha colmado el vaso y...ya no puedo más. Odio mi orgullo, esa vocecita interior que hace que me comporte como no debería y que oculta algo mucho peor y mucho más profundo: la cobardía. La debilidad que me nubla los sentidos, la razón, el autocontrol. Escribo movida por la desesperación, porque he intentado hacerme la valiente, la chica autosuficiente e independiente, pero ya no puedo seguir engañándome a mí misma. Escribo aquí, públicamente, delante de todo aquel que quiera leerme, porque no me atrevo a hacerlo de forma privada, porque ya no puedo guardármelo dentro por más tiempo.

Pero no es mía toda la culpa (debes reconocerlo, porque tú también eres demasiado orgullosa: ya sé de quién me viene ese defecto, uno de los innumerables que tengo).

8 comentarios:

Metallica dijo...

No deberías odiar tu orgullo: es lo que hace que te quieras a tí misma, que estés orgullosa de tí y de tus actos.
Cobardes somos todos en algún momento de nuestras vidas. La cobardía es la comodidad de no hacer, de no decir, de no atreverse con lo nuevo. Es la ley del mínimo esfuerzo.
En cuanto a lo de independiente y autosuficiente, creo que debes serlo cuando te veas preparada. O tal vez no, y debas aprender por el camino difícil, y desesperarte.
Ten en cuenta que, todas las experiencias, tanto malas como buenas, nos sirven para algo: intenta extraer algo provechoso de todo aquello que te pasa. Tal vez ahora no puedas, pero luego recordarás y algo siempre se saca.
Ah, y recuerda que, más que las virtudes de nuestros padres, siempre nos quedarán los defectos (se pega todo menos la hermosura, se dice por aquí).
Defectos tenemos todos.
Creo que el primer paso que debes dar es aceptarte tal y como eres, y no intentar ser como tú quieres: hay cosas que no se pueden cambiar. Simplemente son así. En cambio, en las que puedas mejorar, hazlo o por lo menos inténtalo.
Espero que estas líneas te sirvan para algo, y que saques algo de ellas. Un saludo y espero que te mejores

Lau dijo...

Acababa de entrar con la intención de borrar esta entrada pero, si lo hago, se borraría también tu comentario y eso es lo último en estos momentos que quiero hacer. Muchas gracias, me has emocionado mucho, en serio. Ojalá supiera hacer todo lo que me dices pero no puedo, no sirvo para eso. De todas formas tus palabras me han llegado dentro y no las olvidaré.
Muchas gracias y besos.

María Antonia dijo...

Parece mentira que la blogosfera sirva para comunicarse dos personas que, físicamente, están separadas escasos metros.
Un intermediario me ha dicho que entrara en tu blog, que querías 'decirme' algo, y aquí estoy, leyéndote.

"Amigo no es el que ríe contigo en tus momentos de felicidad. Amigo es aquel que llora contigo en momentos de tristeza, es aquel que te dice la verdad! Que te dice tus errores para ayudarte a cambiarlos y está siempre contigo. Es aquel que escucha tus problemas, te aconseja y siempre está a tu lado. Amigo es el que dispuesto está para compartir contigo alegría, tristeza y soledad, que no te miente para estar bien contigo: es el que nos dice una verdad en la cara aunque nos haga llorar."

Todo eso hemos vivido tú y yo, Lauri, todo, pero me olvidé de algo muy importante: que además de tu amiga SOY TU MADRE, Y NO TE HE DEJADO VOLAR SOLA.
Perdóname.

streetdrinker dijo...

Intenso!

Felicidades porque al parecer postear no ha sido solo para desahogarte. Y felicidades a ambas por ese paso tan importante de intentar el perdón.

p.d. si mi mama viera mi blog se sacaría mucho de onda :)

Metallica dijo...

Laura, no te preocupes: Roma no se hizo en un día, y creo que ahora mismo lo que menos necesitas es estresarte. Las cosas (y más las de este tipo) no suelen ser fáciles: suelen costar mucho esfuerzo y lágrimas, ya que debes intentar cambiar algo personal. Ahí nadie te puede ayudar; aconsejarte sí, pero ayudarte no. Debes hacerlo tú sola.
Si quieres hablar o quieres consejo, agrégame al MSN (dentro de mi perfil).
Un saludo y espero que te mejores. Piensa que todo tiene un fin, y que después de una mala época siempre se puede remontar el vuelo.

puntoerogeno dijo...

Entre las etiquetas veo la palabra "madre", creo que yo también puedo entender cómo te sientes... A veces hay que amordazar al orgullo.

supersalvajuan dijo...

Como cantaban Benavente, de vez en cuando hay que ser autosuficiente. O no. Todo cambia.
http://www.youtube.com/watch?v=Nv0pD6-f6Ww&feature=related

juanpaulus dijo...

Eres demasiado jovencita y tierna, o yo soy demasiado viejo y duro.

http://es.youtube.com/watch?v=p2pIhPlGHbc