"Todos los LUNES compartiendo mis sueños y pensamientos contigo"

jueves, 2 de abril de 2009

2 DE ABRIL: DÍA INTERNACIONAL DEL AUTISMO


Debido al incesante trabajo de José Manuel Herrero, no ha sido fácil concertar una cita con él; pero su gran amabilidad, generosidad y ganas de ayudar al prójimo hicieron que pudiera hacer hueco en su apretada agenda y lo acogí en casa un viernes a las 9 de la noche, cuando él terminaba la jornada en Jumilla. Éste podría ser el aspecto negativo, sobre todo por lo mal que me sentí de pensar que estaba haciendo un esfuerzo enorme por concederme la entrevista. Aspectos positivos son muchísimos: no sólo por la labor profesional tan maravillosa que hace, ni por lo mucho que ayudó a mi hermano en una etapa de crisis demasiado dura para todos sus seres queridos y para él mismo, sino por las cualidades humanas tan envidiables que tiene, esa belleza interior que pocas veces se conoce de manera tan profunda e intensa.
Creo que esta entrevista es importante para acercar a la gente hacia un mundo sólo conocido por los que, por desgracia, vivimos con ello a diario, de forma directa o indirecta: ya seamos los familiares y seres queridos de la persona afectada o los profesionales como José Manuel, que deciden dedicarse a ayudar a completos desconocidos porque saben que necesitan de todos nuestros cuidados, porque nunca sobran ni son demasiados. El autismo es una enfermedad que va teniendo mayor importancia poco a poco, debido al incremento de casos que se han registrado en menos de dos décadas. A finales del siglo XX, las estadísticas decían que 1 de cada 100.000 personas padecían de autismo en España. Ahora, nos encontramos ante una estadística de un 1% aproximadamente.






JOSÉ MANUEL HERRERO/ORIENTADOR ESPECÍFICO DE AUTISMO
El director del Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagogía Específico de Autismo de la consejería de Educación de Murcia, José Manuel Herrero, nos acerca al mundo del autismo, algo desconocido para muchos






Cuando le di las gracias a José Manuel por permitirme hacerle la entrevista, dijo: “gracias a ti, para mí es todo un honor”. Así es él, un hombre honrado, humilde y bondadoso, preocupado siempre en el bien de “los chicos”, como él mismo llama cariñosamente a los enfermos de autismo y otros trastornos del desarrollo con los que tiene que lidiar diariamente.


Este murciano, actualmente casado y con tres hijos, nació en la pedanía El Raal “hace muchos años, demasiados ya” (fueron sus primeras palabras, dichas para romper un poco el hielo). Comenzó la carrera de psicología en la Universidad de Murcia porque era algo que le gustaba, aunque aún no sabía mucho en lo que consistía, y después hizo pedagogía para complementar sus estudios. Fue durante la carrera cuando descubrió el mundo de la psicología en el ámbito educativo y, dentro de él, le apasionó el trabajo con el autismo. “A veces, eliges hacer las cosas y las carreras por casualidad. Y eso fue lo que me pasó a mí”.

Una vez que terminó sus estudios, empezó a trabajar contratado por una asociación en un colegio especial de autismo llamado “Las Boqueras” y el que por entonces aún no era público. “Ahí me di cuenta de que me gustaba mucho el trabajo con estos niños, algo que es muy difícil, pero también muy apasionante” al decir estas palabras, Herrero no puede ocultar una sonrisa dulce y una mirada transparente y sincera, que le asoma sin ningún tipo de duda de entre sus gafas, con un efecto que le hace resplandecer más potentemente su bondad.


En la actualidad, José Manuel trabaja en el equipo de orientadores de la consejería de Educación y se encarga de los temas y los problemas que ocurren en los centros especializados de autismo y otros trastornos del desarrollo y los ocurridos con sus alumnos. Esta enfermedad afecta cada vez a un mayor número de personas en edad escolar, registrándose tan sólo en la Región más de 2.800 casos de niños autistas. Además, trabaja como asesor técnico en ASTRADE, una asociación de padres de niños autistas.

PROBLEMAS DE SU TRABAJO

“Es muy difícil trabajar con personas que tienen tantas dificultades en los aspectos más básicos que definen al ser humano, como es la comunicación, la relación social, problemas de tipo conductual…Intento separar mi vida personal de la profesional pero es imposible no implicarse emocionalmente, como persona que soy”.


José Manuel Herrero cuenta con pocos ratos libres, tiene una agenda muy apretada, pero en esos pocos momentos esta con su hijo y con sus dos hijas, le relaja pasear por el monte, le gusta viajar y leer… “Araño tiempo de donde puedo e intento racionalizar el trabajo. Para eso, siempre llevo encima una agenda, que como puedes ver ya está destrozada. Necesito la agenda, igual que los autistas necesitan también su propia agenda para poder funcionar en el mundo y en el entorno que les rodea”.

HISTORIA DEL AUTISMO

El autismo es una enfermedad, un trastorno del desarrollo, que tiene una historia de más de 65 años de investigación y estudios científicos. A lo largo de todos estos años han surgido muchas teorías sobre sus causas, que hoy en día se tienen muy claro que son biológicas, pero no se saben aún cuáles son exactamente. El autismo, al igual que otras muchas enfermedades, no tiene respuestas sobre sus causas y, por lo tanto, no puede haber un tratamiento definitivo para acabar con él.


Aunque existen muchísimas personas con discapacidad en la Región, “los recursos son escasísimos porque nos dedicamos más (bueno, los políticos) a otro tipo de fines. Aunque cada vez hay más recursos, siguen siendo muy escasos, sobre todo para momentos de crisis del discapacitado y para el día a día”.

En un artículo que salió en el periódico regional “La Opinión” el miércoles 28 de mayo, Herrero decía que la ONU ha instituido este año por primera vez el 2 de abril como el Día Mundial del Autismo. Cuando le pregunté que si pensaba que esto podía tener algún tipo de ventaja contestó: “Sé que cada vez existen más nuevos días mundiales especiales, pero creo que el 2 de abril a partir de ahora será un día importante para que la sociedad conozca y sepa que existen personas con todos los derechos a tener una educación, una vida digna, a tener lugares de residencia y de trabajo donde puedan estar… Una vida como todos queremos para todos: con atención educativa, médica, laboral y social. Es un buen momento para hacer pensar a los ciudadanos de a pie y a las autoridades de que hay unas personas que necesitan más apoyo y ayuda”.


OBJETIVOS PROFESIONALES

José Manuel tiene objetivos, metas y deseos ambiciosos, al menos para todos los afectados por esta enfermedad y para sus familias. Le gustaría conseguir que a nivel social y educativo, incluyendo los aspectos laborales, las personas con autismo tuvieran una situación mucho mejor que la actual: que tuvieran mayores recursos, que hubiera una mayor coordinación entre los profesionales que tratan con ellos, que existiera más posibilidades de descanso y de respiro para las familias, que todos tuvieran el derecho y la oportunidad de trabajar dentro de sus posibilidades. “Me gustaría una situación ideal para todos los autistas. Si encontráramos las causas de todos estos problemas, a partir de ahí se podría hallar alguna posible solución”.

ANÉCDOTAS

Cuando le pregunté si podría destacar alguna anécdota que le haya ocurrido a lo largo de sus 21 años de profesión, una ligera sombra planeó por su transparente mirada: “Casi todos los recuerdos que puedo tener son de situaciones de sufrimiento de los chicos, en las que a veces lo llegan a pasar muy mal porque no entienden el mundo que les ofrecemos”. Achaca estos problemas a la sociedad, que no los entiende porque a veces es muy complicada y porque no les conoce bien. Toda esta incomprensión por parte de los autistas es manifestada de vez en cuando mediante rabietas o comportamientos que podríamos llamar “problemáticos”. “Los llamamos comportamientos problemáticos sin pararnos a pensar que a menudo son motivados por nosotros mismos, por cosas que hacemos o que no hacemos”.


Intentando sobreponerse de las emociones y sentimientos que lo embargan en los momentos en que todos estos pensamientos tristes y desoladores acuden a su mente, José Manuel Herrero añade: “También hay momentos buenos, en los que se valora al niño como uno más de la familia, alguien que necesita su propio espacio en momentos determinados”. Además, valora positivamente y con gran alegría a aquellos padres y familiares que hacen hasta lo imposible por planificar una vida pensando siempre en el máximo bienestar del niño autista.


Los autistas, aunque muchos puedan pensar lo contrario, son personas cariñosas, gente necesitada de mucho cariño y de mucha dedicación. “Cuando el niño te enseña una tarjeta o una imagen para pedirte un vaso de agua, o te hacen un signo, o te echan una mirada o una sonrisa… son momentos que no tienen precio y que para ellos también son muy importantes”.

“Con lo que me quedo es con la ilusión y la esperanza de conseguir una vida lo más digna y justa para ellos”. Esta fue su frase final, dicha desde lo más profundo de su corazón. A lo largo de toda su profesión ha ayudado a muchos autistas y a sus familias (incluyendo a mi hermano) en todas estas labores de generosidad y bondad sin límites. Lo que necesitan las personas afectadas de autismo y con otros trastornos del desarrollo es gente que tenga unos principios y unos valores parecidos a los de este buen hombre. Con personas como él estos niños tendrán mayores privilegios en la sociedad que nos rodea.

7 comentarios:

Eusebio dijo...

no conocia a ese señor, pero, por lo que veo, es, simplemente, un ejemplo para todos. muy buena la entrevista y el post, sigue asi, besicos!

Nany dijo...

Solo con leer la frase final de José Manuel Herrero "conseguir una vida lo más digna y justa" para las personas autistas, se sabe qué tipo de persona es. Bondad y todo corazón. De esos ángeles que te encuentras muy pocas veces en esta vida.
La entrevista preciosa.
Besos

Mar dijo...

El tema, que tan profundamente te marca, lo has tocado con una sensibilidad y emoción enormes.

Muy buena entrevista-entrevistador-entrevistado.

Un beso muy grande.

Metallica dijo...

Joder, gente como esta es la que necesita el mundo.
De verdad, no alcanzo a comprender como tiene que ser tener trato con una persona autista: nose, no me lo imagino, y creo que no sabría por donde cojer el asunto. Debe de ser bastante complicado, así que, os admiro. A este señor por sus 21 años trabajando en algo así, que, seguramente, te reportará bastantes malos tragos. Bien por él, se nota que le gusta. Una gran persona.
Un saludo!

Maite dijo...

HOla Lau, me lo llevaré a hastalaluna un día de éstos con tu permiso ;)
Un beso.

Lau dijo...

Use: sí, Jose Manuel es un gran ejemplo para todos. Por eso he querido compartir esta entrevista que hice para clase con todos vosotros, para que veamos que "nuestros pequeños inocentes" no están solos y hay gente dispuesta a dar todo lo que pueda por ellos. Porque ellos se merecen eso y mucho más.

Nany: es una gran persona, como pocas hay en el mundo. Por eso lo elegí para que nos abriera las puertas a un mundo tan desconocido como es el autismo.

Mar: creo que se nota que es un tema que me llega muy dentro y eso puede que haya influido en mi forma de tratarlo.

Joaquín: es difícil imaginarlo, claro que sí. Sólo los que vivimos con esta enfermedad en contacto directo sabemos lo que es. Ni siquiera pueden hacerlo los amigos y los familiares que no sean padres y/o hermanos y/o tutores. Todas las enfermedades son muy duras, sobre todos las irreversibles y crónicas.

Maite: todo un orgullo poder compartir lo que tengo con todos vosotros (sobre todo si eso puede ayudar en vuestra lucha).

Muchas gracias por vuestros comentarios a todos.

Anónimo dijo...

José Manuel sigue trabajando. No para. Doy fe. Merece un reconocimiento este hombre. Con nuestro hijo y con nosotros se ha portado de maravilla.